27 oct. 2009

¿Santa Claus concederá tregua a México?

Fotografía de Ibai Acevedo. En línea en http://www.flickr.com/photos/miabuelanoloentiende/
Estaba por comenzar mi carta a Santa después del constante bombardeo en la televisión con anuncios del Autolavado de Hot Wheels, Mielle la gatita de Barbie, el nuevo iPhone 3G S, y la interminable lista de “artículos anhelados” para Navidad, sin embargo resultó necesario detenerme para modificar mis deseos y únicamente pedir respuesta a mi duda ¿habrá regalos este año?

Busqué en Sección Amarilla el teléfono de la Señora Claus o mínimo deseaba encontrar el de Rodolfo, sin obtener resultado alguno, ¿será que aumentaron los impuestos a la telefonía en el Polo Norte y decidieron cesar su servicio?

¿Cómo se me ocurrió una llamada? El Polo Norte es el lugar más globalizado del mundo, seguramente sería en Twitter donde encontraría mínimo a uno de los millones de duendes que trabajan en la fábrica, escribí en varios idiomas, pero no logre tener éxito, ¿y si el porcentaje de duendes desempleados es tan alto que no pueden pagar el servicio de Internet?

Claro, ¡Santa!, el no puede estar sufriendo de la crisis económica cuando es el líder de la empresa más grande, exportando sus productos a cualquier rincón del mundo, ¿entonces porqué aún no aparece? ¡No!, ¿es posible que ese gordito de cachetes rosados, se ha contagiado de influenza humana?, no puede ser, su trineo posiblemente esté equipado con gel antibacterial, cubrebocas y grandes dosis de Tamiflú.

Decidí enviarle un correo electrónico, pero postmaster me contestó de inmediato señalando que era incorrecto, tal vez está escondido en un iglú, temiendo al narcotráfico y la inseguridad, no quiero pensar si existe un alto índice de duendes y renos inocentes muertos debido a esta interminable batalla.

Por eso @SantaClaus, necesito recibir una carta con la estampilla del Polo Norte, donde me digas que en México, a pesar de lo mal que algunos habitantes se han portado si habrá Navidad, que los errores cometidos por Felipe Calderón, diputados y senadores no afectarán la repartición de regalos para mi país este año.

Atentamente, una nación llena de personas con necesidad de sonreír por lo menos un día, al saber que alguien se toma la molestia de pensar en ellos.

17 oct. 2009

¿Virginidad nueva? Ve haciendo tu alcancía


Tanto tiempo pidiéndotelo, sabes que lo amas demasiado, para que seguir esperando si sabes que es el amor de tu vida, te repites una y otra vez a ti misma que ha llegado el momento, ¡por fin le dices que sí!, él se alegra y te das cuenta que hiciste lo correcto, te dice la fecha rápidamente “como si ya lo tuviera planeado”, día tras día te preparas mentalmente para ese instante.

Él como todo un “caballero” crea un ambiente romántico, sus besos se vuelven tan profundos que crees estar soñando, sus manos te acarician de una manera tan suave que sientes que se están volviendo parte de tu cuerpo, su mirada está atenta a cada suspiro que realizas…. y ocurre. Ocurre que… te termina tres semanas después, y no lo vuelves a ver.

Pasan meses o talvez años y logras recuperarte de aquello que no vez como error “simplemente como un aprendizaje en tu vida”, obviamente arrepentirse es de tontos, hasta que aparece… sí naturalmente tiene que existir el verdadero príncipe azul en cualquier historia, aquel chavo guapo, cariñoso, detallista, de buena familia y que te propone matrimonio sin pedirte nada.

¿Y ahora sí verdad? Llegó el arrepentimiento, ¿qué diablos vas a hacer para recuperar tu virginidad? Y otorgársela al hombre perfecto ¿Qué hacer para que no se decepcione de ti?, pues la solución ya es tan común como operarse la nariz, existe la himenoplastía.

¿Pero qué es esto? es un procedimiento quirúrgico que repara y reconstruye la membrana que cubre la entrada de la vagina; esta membrana es conocida como el himen, esta compuesta de tejido fibroso y elástico. Cuando el himen se rompe, ocurre un leve sangrado lo cual es usualmente el resultado de la primera experiencia sexual de una mujer. Una himenoplastia reconstruye este tejido y le devuelve esa 'cualidad de virgen' a la mujer

Para poder realizarla se necesitan dos pasos fundamentales, primero reunir el dinero necesario ya que el costo de la operación oscila entre los 5 mil y 15 mil pesos, segundo conseguir a un buen ginecólogo con experiencia en estas operaciones, ya que no todos estos especialistas demuestran sus conocimientos quirúrgicos en relación con estos casos, debido a ser en nuestro país aún un tema tabú, son varios los médicos que aún con testimonios niegan haber realizado una cirugía de este tipo, con el propósito de cuidar su imagen.

Demostrando de esta manera el único objetivo que tiene: engañar a la persona que supuestamente amas, tal vez por eso, son pocos los hospitales que la realizan, y nos es por un alto costo en materiales, o medicinas, sino por lo que representa para ellos y su credibilidad ante las personas.

Esta operación se ha convertido en una moda fundamentalmente en países como en EE.UU. e Inglaterra, donde debido a intereses económicos y a matrimonios estipulados, ha sido la acción más factible para conseguir al hombre que desean. En México se realiza según expertos por moralidad y mayormente por religión, ya que suele ser un país apegado a la Iglesia y con gran carga de conciencia, al cual le resulta de vital importancia el tema de la virginidad dentro de una sociedad constituida. Y aún cuando logran reconstruir su virginidad físicamente, ni mental ni emocionalmente pueden borrar esas experiencias y componer lo acontecido.

Finalmente obtienes tu nuevo himen ¿y ahora qué? Ahora solo resta esperar doce semanas de reposo para que te lo vuelvan a romper, o tal vez nunca la volvieron a unir, debido a la poca evidencia que se tiene para saber con certeza si resulto exitosa o no. Ah pero eso sí ¿ya eres nuevamente toda una señorita verdad?

9 oct. 2009

Un mensajito caliente


La llamada resulta insuficiente, un mensaje de texto “demasiado plano”, sin embargo los mensajes multimedia dan otro sentido a la frase una imagen vale más que mil palabras, y más cuando puedes enviar rápidamente tus fotografías a cualquier persona por medio de tu celular, pero ¿qué tipo de fotografías envías normalmente?

Tanto en Estados Unidos como en España, se ha convertido en una moda el sexting, palabra derivada de sex y texting, el cual consiste en fotografiar tu cuerpo desnudo, o únicamente partes específicas, y enviarlas a tu pareja, o amigos a través del celular. En México este tema aún se encuentra estático en términos mediáticos, pues no están seguros de que se realicen estas prácticas en nuestro país.

Reflejando al parecer una claro desconocimiento de los usos de la tecnología por parte de los jóvenes, o simplemente la falta de estadísticas en este sentido, ya que es casi imposible que los adolescentes declaren practicar sexting, normalmente por el temor a la opinión de la sociedad, particularmente la de su familia.

Demostrando la deficiencia en educación sexual de nuestro país, puesto que mientras los papás duran años en tomar valor para hablar a sus hijos sobre las relaciones sexuales, o simplemente para lograr explicar a sus hijas sobre la menstruación, ellos ya lo tienen más que claro y probablemente ya estén enviando fotografías de sus partes en crecimiento a algún compañero de la escuela.

Tú, ¿sexo vainilla u otro sabor?


El intenso calor cotidiano ocasiona que te dirijas a tú nevería preferida, llegas sin saber que pedir, el nocivo sol produjo un desgano total en tu apetito, sin embargo decides no irte con las manos vacías y pides lo de siempre, una bolita de vainilla, para que desgastarnos en pensar el sabor que queremos; “¿con chocolate, lunetas, o algo arriba?” Preguntan, a lo que tú instantáneamente dices que no: - “Así sola está bien, gracias”-.

Con la idea cultural de que la vainilla es el sabor básico para los helados, la actualidad se apodera de esto y transforma un sabor común de nieve en una tendencia sexual, que redefine la forma de tener relaciones con otra persona creando el: “Sexo Vainilla”.

¿Cómo se come?, de manera clásica y un tanto antigua, se cree que en la Edad Media el sexo únicamente se utilizaba como el proceso de reproducción, netamente para concebir, no por la necesidad de placer, así que se denomina “sexo vainilla” a las relaciones sexuales sin variaciones, aquellas con actitud conformista, sin resultar espectaculares y mucho menos aventureras.

Aunque se crea que el simple hecho de tener sexo resulta estupendo o excitante, la realidad es otra, debido a la constante evolución de tendencias, ideas y sobre todo educación sexual que se ha venido modificando, para aquellos que utilizan juguetes sexuales, intercambian parejas constantemente, o simplemente tienen un bagaje sexual amplio, el “sexo vainilla” suele resultar espantoso.

Y posiblemente no sólo para ellos resulte aburrido, sino que a ciertas personas no les agrade esta tendencia, pero ¿qué pasa si su pareja no tiene iniciativa sexual?, simplemente se convierte en un “compañero/a vainilla”, término denominado para aquellos que no disfrutan de las maneras atrevidas del sexo, sin juegos preeliminares, sin una variable de posiciones y a menudo fugaz: el conservador.

Al iniciar una vida sexual la mayoría realiza el “sexo vainilla”, sin embargo con el paso del tiempo, con la confianza de una pareja fija y una relación establecida, este puede transformarse en una variedad infinita de sabores, más atrevidos, imaginativos o exóticos.

Después de la crisis, viene la copa.

El sol continúa oculto, la almohada no aísla los fuertes sonidos provenientes del despertador, y de pronto el recuerdo del número cinco se vuelve el principal motivador para iniciar el día con el pie derecho.

Cada gota de agua procedente de la regadera eriza los vellos del cuerpo, aún con la baja temperatura del líquido, el cese del canto matutino resulta imposible, una serie de estornudos al cubrir el cuerpo desnudo no es asociado en ninguno momento a la alza de contagiados por influenza en Jalisco y el festejo en la Minerva.

Frente a la mesa, en espera de ser consumidos, el “desayuno mexicano (en tiempo de crisis)”, se encuentra estático, un vaso de leche y una pieza de pan, la cual se percibe peculiarmente exquisita, sin reflejar las penas que sus homólogos pasan, sin saber que Calderón exhibe al por mayor el dinosaurio que lleva dentro, con un candidato único para dirigir el CDN que posiblemente pierda “por un dedo” la mayoría.

Paraguas en mano, llaves del vehículo, botas de plástico por posibles pero sobre todo comunes inundaciones, lonche para el medio día, todo ello fundamental para salir de casa y comenzar la rutinaria jornada con riñas entre compañeros, reclamos al jefe y discusiones con los superiores. Sin embargo el aditamento principal, el que mejora el uniforme aún cuando este oculto, aquel que no combina no puede ser olvidado.

Risas, aspiraciones y anécdotas son los acompañantes perfectos para el inmejorable ritmo de trabajo, ¿narcotráfico?, a ese tema se le apretó el botón de pausa, “La Familia” pasa a segundo término, ¿el conflicto en Honduras? Muy lejos, aunque no tanto como Michael Jackson y su nariz falsa.

Una invitación a brindar retiene la hora de salida, al retirar el uniforme una playera sudada es admirada por todos, sin el logotipo de las tres barras, tampoco el de la palomita, es verde y tiene el escudo nacional en el pecho, se parece a la de Giovanni, Vela y Juárez los mejores de la Selección Mexicana, sí, la que logró la exitosa venta de cervezas que desde hace vario tiempo no se veía.

¿Y la crisis económica acompaño el festejo? Cómo si estaba avergonzada, ¿para qué salir estos días de su lugar de origen?, sí al cruzar la frontera sería recibida con burlas y un saludo a cinco dedos. Les ganaron a los chiquitos, es cierto, pero de aquí al 12 de agosto, por fin México tiene algo que celebrar.