24 mar. 2009

Problemas con las patentes, desde el fonógrafo hasta el ipod.

Existen a nuestro alrededor distintos tipos de objetos de transmisión e inscripción sonora, lo cuáles utilizamos con naturalidad pero sobretodo cotidianidad, ya que la tecnología ha evolucionado a tal grado, que, sencillamente es más fácil elegir el modelo reproductor deseado a decidir el color de ropa que usaremos, así como nuestro nivel de importancia hacia el hecho de saber cuánta capacidad tienen los reproductores que a enterarnos quiénes son sus creadores.

Y aunque esto tal vez no genere dudas, es importante tanto para la historia como para el desarrollo empresarial, el saber con certeza quién es el creador de las distintas tecnologías que a través del tiempo se han venido desarrollando, por tal motivo es imprescindible la creación de patentes, situación que desde la antigüedad ha ocasionado ciertos inconvenientes.

Pero, ¿qué son las patentes? Son las regulaciones o requisitos gubernamentales que le otorgan a un individuo u organización el derecho o el título de propiedad sobre un nuevo invento.

Los problemas con las patentes en el tema de las tecnologías de transmisión e inscripción sonora, iniciaron desde la creación del fonógrafo, (aparato cuyo funcionamiento consiste en que por medio de un transductor acústico mecánico las ondas sonoras se convierten en vibraciones mecánicas; estas vibraciones mecánicas son, a su vez, registradas o grabadas a manera de surco en un cilindro, por medio de un estilete o aguja), ya que al parecer este invento precursor de dichas tecnologías al parecer, utiliza el nombre de un intento de patente fallido para un aparato electro magnético de F.B Fenby el cuál fue registrado en 1863; al parecer Thomas Alva Edison tuvo conocimiento de la creación de Fenby ya que en el año de 1877 Edison desarrollo el fonógrafo y un año después registro la patente del primer prototipo funcional de registro.

Años más tarde a Thomas Alva Edison le sucedería algo similar, al no aceptar la sociedad con Alexander Graham Bell que incluyera los planteamientos básicos del fonógrafo y donde también implicaría el desarrollo realizado por el mismo Bell, debido a la negativa Alexander solicitó las patentes de lo que se denominaría graphophone (fonógrafo con modificaciones en el tipo de incisión que se realizaba en el material perfeccionando las agujas de corte, se cambió el papel de estaño por cilindros de cera, y posteriormente le adecuaría motores que permitieron que el cilindro girara a una velocidad regular, así como otros componentes; lo que a largo plazo implicó una mejora en la calidad del sonido grabado.) en el año de 1886, motivo por el cual Edison decidió regresar al desarrollo de la grabación sonora, y dos años más tarde presentaría varias patentes de innovación.

En el año de 1930 Marvin Camras consiguió la patente para la grabación magnética y aún así se considera a Fritz Pfleumer como el facultado de registrar la primera patente de una grabadora magnética, inscrita con dos años de anterioridad.

Pero uno de los casos más peculiares fue el de Antonio Meucci quien fue el verdadero creador del teléfono, aunque en el año de 1871 lo denominó teletrófono (dispositivo de telecomunicacion diseñado para transmitir señales eléctricas) lamentablemente no tuvo la oportunidad de patentarlo como su creación, y cinco años más tarde, en 1876, sería Graham Bell el que patentó el teléfono y a quién hasta el año 2000 agradecíamos la creación de este indispensable artilugio, ya que en este año Meucci fue reconocido como el inventor del teléfono.
Pero el suceso que explotaría el tema de las patentes fue lo sucedido con Nikola Tesla y el italiano Guillermo Marconi, quiénes llegaron hasta la instancia del Tribunal Supremo de los EEUU, esto debido a que Marconi se le consideró creador de la primera patente de la radio en el año de 1897, fue aclamado y reconocido a nivel mundial, siendo galardonado con el premio Nobel de la Física en el año de 1909 (por su contribución al desarrollo de la telegrafía inalámbrica ) y nombrado como padre de la radio y de las telecomunicaciones inalámbrica, aún cuando su supuesto invento llevaba 17 patentes de Tesla , el cuál al darse cuenta del saqueo de sus ideas entabló el proceso judicial en contra del italiano, lamentablemente justo después de su muerte en el año de 1943, el Tribunal Supremo de los EEUU dio la resolución a favor de Nikola, otorgándole el título del inventor de la radio (una tecnología que posibilita la transmisión de señales mediante la modulación de ondas electromagnéticas), además de devolverle su patente.
Aún cuando se pensase que estos extraños sucesos ocurrían únicamente en el pasado, esto es falso, ya que hasta el invento más vendido de nuestros tiempos, el ipod y su compañía Apple, ha sufrido de estos problemas debido a los derechos de la patente de dicho objeto, y al descubrimiento del verdadero creador, Kane Kramer, un británico de 52 años, el cuál sorpresivamente creó en el año de 1979 un aparato denominado IXI 4 (un reproductor del tamaño de una tarjeta de crédito con una pantalla panorámica, un botón central para deslizarse entre una selección de canciones y un chip con capacidad de almacenamiento de 3,5 minutos de música), el mismo año de su creación lo patentó, y así permaneció hasta el año 1988 cuando decidió renunciar a su patente al no disponer de US$106,000, los cuáles debía pagar para realizar el trámite de renovación, sin embargo fue hasta el año 2001 que Steve Jobs creador de la empresa Apple y en ese tiempo el denominado inventor del ipod lo envío al mercado para ser actualmente un producto que ha llegado a establecer el récord de venta de 100 ipods por minuto en todo el mundo, todos los días del año según su propia compañía Apple.
Al igual que la incertidumbre causada con la creación de la radio protagonizado por Nikola Tesla y Guillermo Marconi, Steve Jobs desde los 27 años se convirtió en el millonario más joven en el mundo esto en el año de 1982 y continúa siendo uno de los hombres más ricos en el mundo, además de que este año ha sido propuesto para recibir el premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2009 y paradójicamente Kane Kramer vive totalmente arruinado a tal grado de tener la necesidad de vender su hogar debido a la falta de recursos económicos, actualmente Apple le otorgará una indemnización por los derechos reservados de su invento.
Después del anterior epítome, nos podemos dar cuenta que a pesar de la tecnología que existe en nuestros días, el problema con los derechos de los inventos ha sido un tema complicado y antiguo que ha influido en la historia de las tecnologías de transmisión e inscripción sonora debido al impacto e importancia que han venido teniendo desde su creación, en la actualidad y posiblemente en el futuro, y a la relevancia que tiene el conocer a sus verdaderos creadores y ser reconocidos no sólo en su época sino también en la posteridad por las invenciones que han conferido y las cuales han venido desarrollando hasta el grado de convertirse en indispensables para cada persona en cualquier parte del mundo.

9 mar. 2009

Maestros o alumnos ¿Quién tiene problemas con la educación?


Dan clic en el icono de Internet, van a la página de Google e instantáneamente aparecen miles de resultados, convirtiéndose así en la manera en la cual los jóvenes realizan la tarea. Pero ¿porqué no crear una página en la que les facilitemos todo el trabajo a los estudiantes?, pensó alguien “brillantemente”.

Contiguamente Felipe Calderón da a conocer su preocupación por la falta de lectura y consecuentemente la mala enseñanza que vive México, pero la educación ¿de quién: de los alumnos o de los propios maestros? Aparecen spots políticos en los cuales se presume del avance tecnológico en las escuelas del país, ¿Enciclomedia?, ¿Aula interactiva?, ¿Computadoras nuevas?, sí es todo un logro, pero tiene significado alguno el hecho de que las instituciones se actualicen si los maestros permanecen estancados.

Y entonces esa brillante idea de alguien se convierte en una realidad, creándose “Pásame la tarea.com”, página en la cual ahorra la molestia de abrir Google y que te aparezcan miles de direcciones web sin relación alguna con tu búsqueda, en dicha página todas las materias se encuentran ordenadas en categorías, como español, matemáticas, biología, psicología, etc.…, y posteriormente en subcategorías de acuerdo al grado en el cual estudies.


Claro es un apoyo para la educación, y entonces aparece la categoría Resúmenes de libros, convirtiéndose en un apoyo para aquellos jóvenes o niños “trabajadores y ocupados” que no tienen ni el tiempo ni la necesidad de leer el libro completo, impulsando al sitial 107 de 108 países que ocupa México según el estudio Hábitos de Lectura realizado por la Unesco y la OCDE.



Los alumnos cumplen con el trabajo, los maestros se sorprenden a leer el resumen ya sea de Cien años de soledad, Ángeles y Demonios, El Diario de Ana Frank, etc.…convirtiéndose en un cuento interminable para nuestro país no sólo con una página de estas características sino miles circulando por la red, y esto porque los maestros no cuentan con las herramientas básicas para detectar un plagio e irresponsabilidad de esta índole.

Cabe aclarar que no estoy en contra de las búsquedas por Internet, este se ha convertido en una necesidad social y educativa, simplemente exhorto a los profesores ya sea de primaria, secundaria o cualquier nivel educativo a prepararse para estos cambios innovadores que forman parta de la actualidad. Enseñen a sus alumnos a realizar búsquedas en Internet, muéstrenles las páginas confiables para obtener información, no soliciten resúmenes descubran una nueva modalidad para que los estudiantes se exijan leer libros, ellos los necesitan en este proceso, la tecnología suele resultar un poco complicada pero existe para facilitar nuestra vida.