22 ago. 2010

Viaje a Vallarta, pero no de vacaciones

La banda norteña, los carros del año, las mejores plebes las traigo a mi lado…. (8), grita o intenta cantar a media calle, con su franela en la mano detiene “la melodía” al ver unas descubiertas piernas debajo de una falda de estoperoles, saca la lengua “saboreando” cada paso de aquella joven.

Cruza la calle dando grandes zancadas, aprovechando sus grandes extremidades inferiores que se encuentran cubiertas por un oscuro pants, se siente en el filo de la banqueta, voltea a ver al hombre que está a su lado y con una gran sonrisa en el rostro le dice:

-Tío ¿qué cree? El otro día me fui a Vallarta.-

-¿Y eso?- le responde un hombre con cabello largo sujetado en una pequeña cola de caballo.

-No pues es que haz de cuenta que me fui a pedir dinero, me puse en un crucero y le hacía a la gente la señal de que tenía hambre, como diciendo necesito para comer, (antes de continuar se levanta para complementar su narración con ademanes entusiastas) y no mames wey saqué $1500 en un día (comienza a reírse con una gran cara de satisfacción); estoy pensando en irme a México para sacar más lana-

Y antes de seguir hablando su tío lo interrumpe:

-En México lo único que vas a ganar es una putiza.-

El joven sonríe se acomoda su gorro de lana de manera que no cubra su brillante arete de la oreja izquierda y se dirige hacia un camión repartidor gritando:

-Viene, viene Tectae, sales, por cierto al ratito espero tomarme una,(da dos palmadas a la caja de carga), vámonos.-

Y antes de permitir que el repartidor emprendiera su camino, se coloca a un lado de la ventana estirando el brazo y dejando la palma de su mano abierto, para no olvidar Vallarta…