26 jul. 2010

Ahora 140 palabras



Estaba a punto de comenzar una crónica, narrar lo sucedido en una obra de teatro, el inesperado desmayo del actor en plena escena, la llegada de la ambulancia, la sorpresa del público, la improvisación de los demás actores, e … inicié sesión en Twitter.

Reduje una historia (buena o mala, no lo sé) en 140 caracteres, sin darme cuenta combine opinión y hechos, decidí ignorar los detalles y plasmar lo básico, utilizar las palabras más cortas, porque “todo cabe en jarrito sabiéndolo acomodar”.

Extraño imaginar, escribir, soñar, y crear una gran sonrisa en mi rostro después de leer aquellas vagas ideas formando un gran texto (me refiero a volumen), obviamente la calidad no tiene nada que ver con cantidad, pero realmente necesito atiborrarme entre miles de palabras, elegir aquella que mejor describa las emociones…. 140 palabras y vamos por más.

No hay comentarios: